Boda en el Hotel Villamagna Madrid

Elena&Ricardo optaron por una boda urbana en el centro de Madrid. Para ellos, lo más importante era disfrutar de sus familiares, amigos y lograr una boda épica que se grabará en el recuerdo de todos. Eligieron tener una boda en el Hotel Villamagna Madrid.

La ceremonia fue al aire libre, en uno de esos días de septiembre que el atardecer es suave, y el sol ha salido después de una semana de lluvias increíble. Fue un momento súper emotivo dónde sus hermanas y amigos les dedicaron unas palabras. Hicieron un repaso por todas las épocas de su vida. Contaron anécdotas que nos hicieron reír, llorar y que nos emocionaron a todos.

A continuación, los invitados disfrutaron del cóctel en el Jardín de los Espejos del Hotel Villamagna a la puesta de sol. Fue un cóctel al aire libre dónde el estanque estaba decorado con nenúfares de colores. Mientras nos escapamos con nuestra pareja a dar un paseo por mitad de la Castellana para que disfrutaran de un ratito de estar ellos dos solos. No pararon de celebrar, de reír, de contarse todo lo que habían vivido hasta ese momento, de abrazarse y de quererse mucho.

En la cena Elena regaló su ramo a una de sus mejores amigas. Fue un momento lleno de sorpresas y emoción.

Y para terminar, su fiesta comenzó de una manera especial, con un concierto que dio el novio con sus colegas. Volvieron locos al público que no paraban de cantar y bailar. Fue una boda súper divertida, a la que el broche final se lo dio la novia cantando con un invitado muy especial: Carlos Tarque que dejo a todos los invitados con la boca abierta.

Por todo ello y mucho más, vivimos un día épico.


error: Content is protected !!